De la simple existencia

Por Pedro Gandía
España

Virginal potro níveo
huye por el poema
hacia las boreales
camelias del espejo.

Franqueado el cristal,
trota tras de sí mismo
para nunca alcanzarse.

Entre el ser y el no ser,
suenan cascos escritos
sin posible retorno.

La presencia, un reflejo.
Toda imagen, su eclipse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.